Así soy.

“Cuando el Fénix ve llegar su final, construye un nido especial con ramas de roble y lo rellena con canela, nardos y mirra, en lo alto de una palmera. Allí se sitúa y, entonando la más sublime de sus melodías, expira. A los 3 días, de sus propias cenizas, surge un nuevo Fénix y, cuando es lo suficientemente fuerte, lleva el nido a Heliópolis, en Egipto, y lo deposita en el Templo del Sol” – Ovidio, poeta romano del Siglo I a.C.

Sergio Flores Marcos, o Floser como será conocido por sus seguidores más adelante, llega al mundo un 24 de enero de 1986 en La Mina (Barcelona), lugar dónde seguirá viviendo hasta la actualidad. Crecer en el extrarradio le hará ver la vida bajo un prisma de madurez prematura y en muchas ocasiones se verá obligado a resurgir de sus propias cenizas.

Desde muy pequeño será gran seguidor de Akira Toriyama y éste le servirá de inspiración para su futuro profesional. Tendrá un claro objetivo de crear ilusión a través de sus ilustraciones y es por ello que se formará en la Escola de Còmic Joso. Allí descubrirá que inspirar a otros con sus palabras es otra de sus pasiones.

Cuenta el mito que la misión del Ave Fénix sería transmitir el saber que atesora desde su origen al pie del Árbol del Bien y del Mal, y servir de inspiración en sus trabajos a los buscadores del conocimiento, tanto artistas como científicos.

Sirva como fuente de inspiración a pequeños y mayores, como lo es para mi.

Sara Armenteros Monterroso
Anuncios