CINCO AMORES PLATÓNICOS

Pues sí, por una vez voy a sacar mis hormonas a relucir y voy a hacer un “Cinco cosas que…” sobre esas famosas que me tienen completamente hechizado. No son amores platónicos por que me exciten sexualmente, no os equivoquéis. Bueno empecemos:

1.Michelle Ryan.

michelle_ryan_1920_1200_mar162013

La descubrí en una película que vi por casualidad, el nombre de la película “Vaya par de productorex” (“I Want Candy” en versión original). Desde la primera escena en la que salía, me sentí completamente fascinado por su belleza. Sus rasgos me parecieron dulces y realmente sensuales, y sus ojos, me dejaron K.O. Desde el primero de sus primeros planos.

2.Kristen Stewart.

kristen stewart wallpaper-seadrazozo.blogspot.com-Kristen-Stewart-wallpaper-kristen-stewart-16174991-1920-1200

Por mucho que digan los demás, esta actriz me parece una belleza. Incluso en “La saga crepúsculo” en la cual no salía precisamente favorecida. Esta belleza de ojos verdes me tiene enamorado desde la primera vez que la vi en “La habitación del pánico” no puedo evitar quedarme embobado cada vez que la cámara la enfoque. Ya podéis criticarme y decir que tengo mal gusto, seguirá siendo uno de mis amores platónicos.

3.Natalie Portman.

Vharro Dior Natalie Portman Miss Dior

Es la mujer de la cara perfecta. Siempre diré lo mismo de ella: reto a cualquier persona a que me diga un sólo defecto de su rostro. Es, sin duda, mi mayor amor platónico, esa mujer con la que sueño desde pequeño. Esa mujer que cada vez que veo siento (aunque suene cursi) como mi corazón se acelera. Es la belleza hecha mujer y, volviendo a ser cursi, me parece simplemente poesía en movimiento.

4.Blanca Suarez.

blasuarezbarc

“La Natalie Portman española” así la llaman, y me parece de lo más acertado. Blanca Suarez me enamoró en la serie “El Internado” y sigue haciéndolo hoy día. Es una mujer que, además de preciosa, es altamente sensual. Hace que mi boca se quede abierta cada vez que la veo y que me pregunte el porqué el mundo es tan injusto de ponerme a una belleza como esta delante y a la vez separada por una pantalla de televisión.

5.Scarlett Johansson.

Scarlett-Johansson-02-1

Esta lista no tiene un orden concreto. La que está en un puesto no me gusta más que la que está en uno inferior. Simplemente escribo lo que me sale en el orden que me sale. Scarlett Johansson es una de esas mujeres que, aunque no lo quieras, provocan que las desees. Es preciosa desde los pies a la cabeza. Exuberante, sexy, y cada día que pasa, siento que mi amor platónico hacia ella, va en aumento. Es uno de esos espectáculos de la naturaleza que jamás te cansas de contemplar.

¿PENSABAS QUE HABÍA ACABADO?
LA BELLEZA NO ES SÓLO FEMENINA.

¿Por qué los hombres por lo general tienen ese miedo a decir que otro hombre es guapo, atractivo o incluso vulgarmente “qué está bueno”? Yo soy heterosexual, pero no tengo ningún reparo en hablar del mismo sexo en términos de belleza. Quizá esta libertad me la da el ser artista, sea como sea, estos son mis cinco “amores platónicos” masculinos.

1.Brad Pitt.

brad-pitt-chanel-no-5-fragrance-campaign-2012-4

Quizá es muy típico nombrar a este actor rubio en una lista de “hombres bellos”, pero es que realmente es un hombre atractivo. La madurez le sienta bien y si antes era un joven guapo hasta decir “basta” ahora lleva todo el peso de la madurez atractiva sobre sus espaldas.

2.Will Smith.

Will-Smith-hd-Wallpapers-2013_7

Le pasa lo contrario que a Pitt. Cuando Will Smith era joven, era un chico delgado con bigote y orejas de soplillo. No era nada atractivo, pero con los años se ha convertido en un ejemplo de belleza masculina. ¿Quién no se ha asombrado al verle sin camiseta en la película “I Robot”? Yo al menos pensé: “No veas con el Príncipe de Bel-Air…”

3.Justin Timberlake.

justin-timberlake-t-magazine-1112

Este cantante, que además se ha atrevido a actuar con unos resultados más que notables, es uno de los hombres más atractivos, actualmente, de entre los famosos. Su aspecto mezcla el atractivo del “saber estar” con el del “saber vestir” y una pizca de “saber llevarlo”. No es simplemente guapo, Timberlake se ríe de “lo guapo” y lo convierte en “atractivo” (para mi un adjetivo mucho mejor).

4.Tom Hiddleston.

Tom+Hiddleston+0611280

Con su sonrisa pícara, y a pesar de no ser muy fotogénico, este actor destaca por su belleza. Su rostro, sin ser uno de los más hermosos del panorama, tiene un atractivo inusual. Su forma de moverse (ya no me refiero a sus actuaciones, si no la de él mismo, en entrevistas, actos, etc) le otorgan esa elegancia que a mi personalmente me fascina. Sea como Loki, como otro personaje o como él mismo, es sin duda un hombre al que admirar sin parpadear.

5.Matt Bomer.

matt-bomer

El actor que sonaba para ser Grey en “Cincuenta sombras de Grey” y que yo descubrí en la serie “Ladrón de guante blanco” me parece uno de los actores más arrebatadores que haya visto nunca. Ha tenido mala suerte con los directores, ya que su condición sexual le ha arrebatado papeles como el de Superman en la película “El Hombre de Acero”. Pero a pesar de estos directores tan ignorantes, Matt Bomer tiene una belleza asombrosa.

Anuncios

GUERRA MUNDIAL Z.

Título original: World War Z.
Director: Marc Forster.
Reparto: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, James Badge Dale, Ludi Boeken, Matthew Fox.
Año: 2013.
Duración: 116 minutos.
Género: Thriller, ciencia ficción.

Sinopsis:

Cuando el mundo comienza a ser invadido por una pandemia de muertos vivientes, el experto investigador de las Naciones Unidas Gerry Lane (Brad Pitt) intentará evitar lo que podría ser el fin de la civilización en una carrera contra el tiempo y el destino. La destrucción a la que se ve sometida la raza humana le hace recorrer el mundo entero buscando respuestas sobre cómo parar la horrible epidemia que amenaza a toda la humanidad, intentando salvar las vidas de millones de desconocidos así como la de su propia familia.

Crítica:

Antes de empezar esta película me encontraba dividido entre dos pensamientos:

1) no suelen gustarme las películas de zombies.
2) me encanta Brad Pitt.

World War Z” no tarda mucho en entrar en materia, el ritmo se acelera pocos minutos después de empezar la película. Brad Pitt llena la pantalla desde el principio y este humilde crítico se queda embobado desde el minuto cinco.

Los zombies, o como en la película se les llama: Los Z. Están hechos de una manera que no podrán recordarte a ningunos otros. Por primera vez, una película de zombies consiguió tenerme en tensión y estos seres cadavéricos consiguieron darme miedo.

La historia me pareció original y llena de sorpresas. El ritmo quizá es un poco lento, pero aún así disfruté de cada minuto. Al principio, cuando escuché que Pitt haría una película de zombies, tuve un momento Gollum; uno de los hemisferios de mi cerebro se preguntó qué hacía un actor de esta talla haciendo una película de este tipo (seamos sinceros, no suelen ser un alarde de calidad). El otro hemisferio pensó que este hombre nunca se equivoca escogiendo papel…

Tras finalizar la película (con un final que personalmente me pareció algo forzado y pobre) me di cuenta de que había acertado el segundo hemisferio. Brad Pitt sigue con un historial impecable, o al menos, sus últimos años han sido impecables. Porque el apellido Pitt, es un sinónimo claro de calidad.

NOTA:

9,9

MÁTALOS SUAVEMENTE.

Director: Andrew Dominik.
Reparto: Brad Pitt, Ray Liotta, Scoot McNairy, Ben Mendelsohn, James Gandolfini, Richard Jenkins.

Sinopsis:

unos criminales no demasiado inteligentes y recién salidos de la cárcel deciden dar un nuevo golpe: atracar una partida de cartas controlada por la mafia. Con una pinta ridícula inician el robo y milagrosamente logran cometerlo. Entonces, la mafia decide contactar con Jackie Cogan (Brad Pitt) para que resuelva el caso, encuentre a los ladrones y acabe con ellos. Jackie, el único inteligente de esta historia, intentará sacar su propia tajada.

Crítica:

Empezando por un grandísimo reparto encabezado por el, cada vez mejor actor, y cada vez más sorprendente, Brad Pitt, esta película crece en cada uno de sus minutos. Con un ritmo ameno que en ocasiones recuerda al frenético y exquisito tempo de “El Padrino

 “Mátalos Suavemente” no es una película de mafiosos más. El director, Andrew Dominik, le da una vuelta de tuerca con muy buen criterio, haciendo que en ocasiones, tanto los planos, como los diálogos nos recuerden al buen cine de Danny Boyle, ¿quizá Dominik haya bebido de la fuente de inspiración de este otro cineasta?

 Además, el director le hace un regalo al veterano Ray Liotta, uno que parecía que ningún otro quería hacerle desde hacía mucho tiempo; le regala un buen personaje con el que lucirse. Y lo hace, su interpretación, aunque no goza de protagonismo, consigue llenar la pantalla en cada aparición.

 En realidad, hablar de protagonistas, sería embrutecer esta película, pues cada escena tiene su propio personaje principal, en cada escena podemos ver una “micro-película” que nos maravilla de la misma forma que el conjunto general.

 Muestra de este detalle, el director nos da una sorpresa contanto entre su reparto con James Gandolfini que goza de varias de estas “micro-películas” que os comentaba. Me ha emocionado profundamente ver a este actor, desconocía su participación en la película. Como muchos/as sabréis, hace pocos días falleció, y volver a verle encarnando a un personaje con tantos matices ha sido una grata sorpresa.

 Gandolfini recupera la esencia de su personaje en “Los Soprano” pero con una notable diferencia, en el momento de rodar esta película, su interpretación había madurado y ganado en experiencia, y aunque siempre ha sido buen actor, en este trabajo en concreto, goza de una brillantez exquisita.

 Todo parece haber sido escogido al milímetro. La banda sonora y la iluminación ambientan de forma magistral cada una de las escenas, todos y cada uno de los sentimientos que los personajes experimentan. Los diálogos están salpicados de ironía, humor negro y una autenticidad que hace que, incluso en su dureza, sientas simpatía por sus personajes. Sin duda, las mejores conversaciones tienen lugar entre Pitt y Gandolfini, son impecables.

 La originalidad en algunos planos, que en una gran mayoría se tratan de planos cortos que otorgan a la película un dinamismo que es de agradecer, son escogidos con mucho criterio. Me sorprende especialmente una escena cuyo plano y secuencia me han parecido una autentica belleza por toda su composición. (No diré cual, espero que cuando veáis la película y lleguéis a esa escena os acordéis de esta crítica).

 El personaje de Rusell, es, bajo mi punto de vista, uno de los que más matices tiene, y su actor, Scoot McNaivy se los da todos de una forma sencillamente espléndida. Lástima que no salga más tiempo, porque es un personaje muy rico.

 Esta película está llena de pequeños detalles, como lo puedan ser colocar una cámara en la puerta del coche, enfocando hacia el interior, para que al abrirse la puerta, el plano siga el movimiento. Ese “ir y venir” le da una más alta dimensión a la escena.

 Y cómo no, la última frase que Brad Pitt recita (tranquilos/as no habrá spoiler), me ha hecho volver la película atrás para revivirla por su maestría.

Resumen:

Resumir esta película me parece un pecado, así que sólo me queda por añadir que, a pesar de que en un principio no tenía muy claro si era buena idea ver esta cinta, ahora, tras haberla disfrutado, puedo decir que es una de las mejores que veo en muchos meses.