PUBLICIDAD.

publicidad

Desde hace unas semanas, la televisión emite unos anuncios en los que se aboga por la publicidad. En ellos se usan frases como: “Este anuncio ayuda a que puedas seguir viendo los programas que te gustan.” Bien, yo digo que esta campaña es del todo absurda si partimos de la base de que nadie está diciendo que no haya publicidad. La publicidad es importante y necesaria.

Si se erradicara, muchos puestos de trabajo dejarían de existir, por no mencionar que sin esa financiación, no podríamos ver mucha de la programación que vemos. No, lo que la gente pide no es la eliminación de la publicidad; lo que se pide es que la publicidad no sea abusiva. Nos encontramos ante un hecho sin precedentes en el cual, un minuto después de volver de una pausa publicitaria, se inicia otra. No sólo eso, si no que cada vez son más largas.

Es cierto que en una época de crisis como la que estamos viviendo, las televisiones necesitan más financiación. Pero lo cierto es que se ha llegado a un punto en el que la gente está cansada de tardar dos horas en ver un programa que sólo dura una.

Por otro lado, y haciendo referencia a otro artículo que he publicado esta semana en el blog. Las cadenas están empeñadas en dar dos capítulos de estreno de las series que emiten. ¿Qué ocurre con esto? Que las temporadas acaban en un suspiro y, para llenar el hueco que estas dejan, deben comprar más series. ¿No sería más lógico que dieran un capítulo semanal, y que cuando la temporada finalice, inicien otra serie? Eso reduciría considerablemente el dinero invertido con lo cual, la financiación requerida sería menor y, por consiguiente, habría menos publicidad.

¿Es normal que se pida comprensión al espectador? Si ni si quiera están entendiendo el motivo de la frustración global. Me parece un despropósito pedir, de alguna forma, paciencia a un público que muchas veces, a causa de la excesiva publicidad, olvida lo que está viendo.

Aunque creo que en parte, he sido demasiado inocente pensando que si ya no necesitasen esa financiación, dejarían de hacer tantas pausas publicitarias. Me temo que la avaricia no tiene nada que ver con las necesidades de las cadenas. Si realmente tuvieran problemas financieros, ¿podrían seguir haciendo concursos diarios en los cuales regalan miles de euros cada semana? Sacad vuestras propias conclusiones.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s