BUSCANDO PELEA.

buscandopelea

“La violencia es el miedo
a los ideales de los demás.”

Gandhi. (Político y pensador indio.)-

Diario Positivo, entrada 61.

Cada vez veo a la gente con más ganas de discutir. Es una actitud que aborrezco y, a la vez, me da miedo. Soy usuario de las dos redes sociales más populares (Facebook y Twitter) y hace poco di mi opinión en la segunda mencionada, sobre un tema de actualidad que no viene al caso. Cuando me conecté al día siguiente, me encontré con una multitud de respuestas a mis opiniones, no eran respuestas que invitasen al debate. No era un intercambio sano de opiniones en el cual, dos o más personas no piensan de la misma forma y conversan de forma adulta y saludable. Ni mucho menos. Eran respuestas (diez en total) en las cuales se me insultaba. No me afectan los insultos de los demás. Menos aún cuando son personas que ni me conocen y se limitan a insultar escudados por un avatar, un nick y un teclado.

No me merecen ni atención, ni respeto. Lo que sí me “afecta” de alguna forma, es que esto pase (no conmigo, si no en general). Me refiero al hecho de que una persona ya no puede opinar, porque la gente tiene tantas ganas de discutir, que va a intentar por todos los medios que saltes. En este caso, supongo que la frustración que sintieron al ver que conmigo esa táctica no funcionaba, fue grande. Yo no tengo tiempo de discutir, menos sobre algo tan poco importante, aún menos con alguien cuya inteligencia se limita al insulto gratuito y tengo mucho menos tiempo de hacerlo en una red social.

Los que me conocéis, sabéis que mis opiniones son respetuosas siempre. Puede que algunas personas no estén de acuerdo con mi forma de pensar. No pretendo otra cosa ya que si todos pensáramos igual, el mundo sería realmente aburrido. Lo malo es que pensar distinto pero no poder debatir porque alguien recurre a la injuria, es igual de aburrido.

¿Por qué hay que insultar a los demás? ¿No es más sencillo y más elegante decir: “no estoy de acuerdo con tu punto de vista, por esto, esto y esto otro”? ¿Qué se pretende? Supongo que es lo que os he comentado antes. Yo te insulto para que tú me insultes y así tener una excusa para descargar toda la frustración que mi vida miserable y mediocre hace que sienta. Lo siento, pero es lo que pienso sinceramente. Para mi una persona que usa el insulto como vía de comunicación, es una persona que tiene tatuada a fuego la palabra “mediocridad”.

Personalmente, siempre he sido partidario de la frase: “Si lo que vas a decir no es mejor que el silencio, entonces mejor no digas nada” Y está claro que un insulto, menos un insulto injustificado, nunca será mejor que el silencio.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s