LA MÁQUINA ESTILOGRÁFICA: “LA ESMERALDA OSCURA” (4 -FINAL-)

la_máquina_estilográfica

En “La Máquina Estilográfica” encontraréis una historia mensual dividida en cuatro partes (una parte por semana).

Para leer las partes anteriores:

– Primera Parte. –

– Segunda Parte. –

– Tercera Parte. –

Continuación…

Sham no quería volver a casa aquella noche, no tenía ganas de estar encerrada. El firmamento estaba tan hermoso que sentía la magnitud del universo desde aquella roca en la que se había sentado. El mundo, había aprendido, era un lugar hermoso en el que vivir. Tocó el colgante y sintió el calor que manaba de éste. Cuando lo hacía se sentía a salvo, sus dedos, seguidos de su mano y su brazo se entumecían ante aquel contacto, sin embargo, le gustaba la sensación.

“Sham…”

La chica miró a su alrededor,buscando a quien había dicho su nombre. No encontró a nadie, estaba sola en la noche.

“Sham…”

– ¿Quién eres?

“Mi nombre es Lorna, princesa del pueblo de Layid.”

Sham se mantuvo en silencio. No podía explicar el porqué, pero sabía que lo que acababa de escuchar era cierto y, de alguna forma, no se sintió extrañada.

“Siento tu aceptación. Sin duda La Esmeralda Oscura ha caído en buenas manos.”

– La Esmeralda Oscura…

La muchacha bajó la cabeza y miró el colgante instintivamente. Todo había cambiado desde que la tomó por primera vez.

“Escucha Sham, sólo escucha. Estoy presa en una nave que se aproxima a la Tierra. Un ejército liderado por el dictador Yadax pretende hacerse con la esmeralda. No se lo vamos a permitir, pero necesitamos tu ayuda.”

– ¿Qué puedo hacer yo? Sólo soy una niña.

“Somos lo que creemos ser Sham. Alguien, un día, te dijo que no podías hacer algo y desde entonces, crees que no puedes hacer nada. No vivas la vida en las palabras de otros, escucha tu propia voz.”

Lorna la había comprendido como nadie lo había hecho nunca.

– ¿En qué puedo ayudar?

“La Esmeralda Oscura te ha otorgado un poder que te convierte en el único ser capaz de detener a Yadax. Siento la brusquedad de mis palabras, créeme que si hubiera tiempo no lo haría de esta forma.”

– Hace tiempo que noto que este colgante me ha cambiado, pero no sé dominarlo.

“Tranquila, cuando la nave aterrice, se formará un motín y me ayudarán a escapar. Entonces nos uniremos a ti y nos dirigirás en la batalla más importante del universo.”

– ¿¡Dirigiros yo!? ¡Una cosa es que “seamos lo que creamos ser” y otra es que yo pueda dirigir a un ejército! Lo siento, princesa, pero no es posible.

“¿No estás cansada de quedarte al margen? ¿No estás cansada de la duda de si serás capaz? Hay algo de lo que sí sé que estás cansada y es de que te traten como a una niña. Bien, ahora es el momento de conseguirlo, para mi no eres una niña, eres la portadora de la Esmeralda Oscura, compórtate como tal y lucha.”

Sham se sintió avergonzada. Lorna había establecido un vínculo con ella y podía leerla como a un libro abierto. Entonces tomó una decisión, la de liberarse de todos los temores. El universo, había descubierto ella hacía ya un tiempo, le deparaba algo grande y ¿qué había más grande que aquello?

– Está bien, ¿cuánto tiempo tengo para prepararme? ¿Cuando llegarán las naves?

“Mira al cielo…”

Sham alzó la vista y su rostro se desencajó. Allí, donde minutos antes había estado contemplando las estrellas, pudo ver un centenar de naves con forma de lágrima. El metal brillaba bañada por la luz de la luna y los propulsores se encendían en aquel descenso interminable. El corazón de Sham latía furiosamente, aquel era un espectáculo aterrador y, de alguna forma, sentía una morbosa admiración por lo que estaba viendo. Las naves habían llegado a la Tierra, la guerra estaba a punto de iniciarse, ¿Podrían los humanos vencer a los alienígenas? Sham no conocía la respuesta a esta pregunta, pero sí que sabía una cosa: si moría, lo haría luchando.

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s