LA MÁQUINA ESTILOGRÁFICA: “LA ESMERALDA OSCURA” (3)

la_máquina_estilográfica

En “La Máquina Estilográfica” encontraréis una historia mensual dividida en cuatro partes (una parte por semana).

Para leer las partes anteriores:

– Primera parte. –

– Segunda Parte. –

Continuación…

Cuando la princesa Lorna fue escoltada hasta su celda, sintió como uno de los padetanienses creaba un vínculo mental con ella. Lorna permitió el acceso de aquel ser bajito de cabeza palpitante ya que percibió bondad en aquella intrusión.

“Deje de resistirse princesa”

Ella quedó sorprendida ante aquella petición, no era una orden, Lorna notó la súplica de aquella telepatía.

“No nos hemos aliado a Yadax”

“Entonces, ¿por qué le estáis ayudando? ¿Por qué le revelasteis mis pensamientos?”

“Necesitábamos que Yadax, con su ejército, nos trajera hasta aquí… sólo él tiene la fuerza y los medios para hacer este viaje.”

“No entiendo…”

“Yadax es el más poderoso de los seis planetas. Golbaf, Riepal, Cibrion y Padetan hemos sido invadidos por su ejército, y vuestro pueblo, Layid, no tardará en sufrir el mismo destino, princesa Lorna.”

“Sigo sin entenderlo.”

“La Esmeralda Oscura, contiene un poder destructivo que, de caer en manos de Yadax, podría significar el fin del universo que conocemos. Su tiranía se extendería como una plaga. Sin embargo, si el poder de la piedra cae en las manos correctas, cosa que ya ha sucedido, nos daría una oportunidad de derrotar a ese dictador salido de los fuegos de Parsax.”

“¿Es esta una búsqueda de la persona que tiene La Esmeralda Oscura?”

“Al principio era una búsqueda de la esmeralda, pero cuando atravesamos el agujero de gusano, nuestros poderes padetanienses, detectaron una perturbación en la energía vital. Ese planeta al que mandasteis La Esmeralda Oscura, contiene unos seres de lo más pintorescos, princesa. Algunos serían capaces de destruir su propio planeta y otros, por suerte, estarían dispuestos a dar su vida por salvar al animal más insignificante de cuantos vivan.”

La princesa entró en la celda oscura y se sentó en el suelo metálico sin mirar al ser que la custodiaba y que mantenía una conversación telepática con ella. Todo lo que le estaba contando le parecía asombroso. Lo creía, no obstante, le asombraba que hubiera enviado La Esmeralda Oscura a un lugar como aquel.

“No debéis preocuparos, princesa. La Esmeralda está en buenas manos.”

Lorna abrió los ojos con sorpresa al sentir aquellas declaraciones.

“Una joven terrícola con genio, valor y llena de bondad…”

“Pero por mucho valor que tenga, ¿cómo va a luchar contra Yadax?”

“Con nuestra ayuda. La terrícola ha asimilado el poder de La Esmeralda Oscura de alguna forma que no alcanzo a comprender.

Esta confesión sorprendió a Lorna, pues pocas cosas existían que un padetaniense no comprendiera. El ser prosiguió:

“Y nosotros, con vuestra ayuda, podremos sumarnos a la batalla. Vos sabéis qe en Pedatan no hay guerreros, pero nuestros poderes, a pesar de que jamás se han usado en la lucha, pueden ser de gran beneficio.”

“Eres un ser valiente padetaniense, desde luego que puedes contar con mi ayuda. Haría lo que hiciera falta para destruir a Yadax y mantener la paz universal. Pero dime, amigo mío, ¿cuál es tu nombre?”

El ser sonrió interiormente de tal forma que, a través del vínculo mental, Lorna pudo percibir.

“Mi nombre es Pexiray, rey de Pedatan. Y os aseguro, princesa, que cuando vuelva con los míos me conocerán como uno de los guerreros que liberaron a los seis planetas.”

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s