ES DE SER INÚTILES.

señal_whatsapp

Titular:

El ayuntamiento de San Javier (Murcia) coloca señales para prevenir al peatón del peligro que entraña andar mirando al móvil.

Por lo visto ya han habido varios accidentes protagonizados por murcianos despistadetes que iban más preocupados de buscar el emoticono que quedara bien con su mensaje de “Whatsapp” que del color del semáforo. Y claro, el coche pitaba y ellos se enfadaban (hombre, es que está muy feo eso de ir pitando al prójimo, ¿no ven que el sonido de los smartphones es muy debil y no se escucha bien cuando te responde la churry?)

Lo mejor de todo es que el ayuntamiento, en un alarde de originalidad (que no de inteligencia) se ha encargado de colocar una serie de señales de tráfico (de tráfico peatonal) en las que se ve la silueta de un hombre (que sexistas) andando mientras mira su teléfono móvil. Y un texto que dice: “Atención peatón, preste atención mientras camina. Su ‘Whatsapp’ puede esperar”. Oh su Whatsapp puede esperar, su Whatsapp puede esperar… eso es relativo, ¿y si me han mandado un “adivina la película” con iconos? ¡Yo decido lo que puede esperar! Por cierto, ¿es cosa mía o el mensaje parece que lo haya escrito el rapero Porta? “atención peatón, preste atención. Aha, aha, oh yeah!

Pero yo a esta señal le veo una laguna importante. “¿CUÁL SERGIO? ¡DÍNOSLO POR FAVOR!” (yo es que me invento al público, así queda más pro y además gano unas líneas extra para el monólogo que se agradecen). La laguna es la siguiente: Si el problema es que la gente tiene accidentes porque no aparta los ojos del móvil mientras deambula por la calle… ¿cómo van a ver las señales que ha puesto el ayuntamiento? ¡No tiene lógica! ¿Queréis que la gente vea la señal? ¿Queréis que la gente la vea? ¡MANDADLA POR WHATSAPP!

Me enerva la estupidez humana, “Menerva Piquera” (Dios, este ha sido malo, malo, malo). Lo anunciaban en las noticias como una buena iniciativa. Un poco absurda diría yo. Es decir: la gente no es que se haya olvidado de que es peligroso mirar el móvil mientras anda… es que se la pela. Yo creo que hay gente que cuando se enteró de la noticias se indignó: “¿Pero has visto eso cariño? ¡Al final no se va a poder ni respirar! (¡meeeeeec!, ¡meeeeeec!) ¡Gilipollas! ¡Métete el claxon por el culo! Oye cariño, ahora que lo pienso mejor… creo que voy a dejar de hablarte por aquí, que casi me matan 😉” Y entonces entra en Line: “mucho mejor por aquí, dónde va a parar, más seguro”.

Además, la señal solo avisa de Whatsapp. Line, Facebook, Twitter, no cuentan, son de azúcar. El otro día, estaba yo en mi casa y escuché una fuerte explosión. Pensé que dos coches se habían estrellado. Pero que va, eran dos peatones murcianos que iban mirando el móvil y colisionaron. Yo creo que iban hablando el uno con el otro: “Oye Mariano, ¿por dónde vas?” “pues mira estoy aquí, al lado del bar Casa Paco andando, ¿y tú?” “¿¡no me digas!? Yo también estoy andando al lado del bar Casa Paco…” “Oye, pues no te veo.” “Ni yo a ti” “¿Y si dejamos de mirar el móvil?” “Uf… no sé si sabré hacerlo” “tranquilo, lo haremos juntos. A la una… a las dos… y a las…¡BOOM! Una desgracia, la gente va a dejar coronas de móviles desechables a ese paso de peatones. Hubo uno que dejó un iPad con un fondo móvil de un cirio encendido y cuya llama se mecía con el viento… duró cinco minutos, alguien que pasaba por allí hablando por Whatsapp lo vio y se lo agenció. Porque seamos sinceros, de lo que nos interesa sí que nos enteramos.

Yo no voy mirando el móvil por la calle, pero voy leyendo novelas. No es broma, como voy andando a todas partes… que parezco un Forest Gump hasta arriba de tila, (por que él corría y yo ando, que hay que explicarlo todo), pues por el camino leo. Y qué queréis que os diga, debo tener superpoderes o algo así, porque yo veo lo que pasa a mi alrededor. Y ojo, que es una novela, con sus dos páginas abiertas, ¿y la gente no ve más allá de un móvil? “ola k ase, ¿tú eres tonto o k ase?” En mi caso, los que se chocan conmigo son los que van mirando hacia delante. Es alucinante, yo voy recto, a mi aire, parándome en los semáforos, esquivando cacas de perro y proyectiles de paloma. Y de repente veo que una señora mayor me pasa a dos milímetros. ¡Y nadie avisa sobre las señoras mayores! Esas no tienen frenos “ahí va ese (ABS)” ni nada… son kamikazes, si te descuidas pasas de leer “Cincuenta Sombras de Grey” a ver los cincuenta dientes que se te han caído al suelo por el choque… (tengo que leerme Cincuenta Sombras de Grey, porque hablo de esa novela en todos los monólogos… claro que también hablo en todos los monólogos de Rajoy y no me lo voy a leer…)

Quería acabar con una reflexión pero me cansan demasiado, así que terminaré con una reabdominal…

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s