Diario Positivo: febrero 5.

(24ª entrada, miércoles 27 de febrero de 2013)

Hay momentos en los que cuesta ser positivo. Cuesta no rendirse y ceder a la negatividad, cuesta seguir luchando, porque ante ti, se presenta un camino oscuro. Te llegas a cuestionar si realmente merece la pena seguir adelante.

Ya os hablé de la confianza, de la confianza en que todo saldrá bien. Es difícil creerlo, porque tanto las televisiones, como la prensa, los comerciantes, intentan hundirnos.

Quizá os estáis preguntando si exagero. Pensadlo bien, ¿realmente el país está tan mal como dicen? Preguntaros también de donde proviene esa información. De políticos que necesitan sembrar el pánico en nuestras mentes, porque necesitan votantes. No somos más que rebaño al que domar. Lo dicen también los comerciantes de las PYMES. Gente que sucumbe al llanto fácil, gente a la que cuando les entregas un curriculum te dicen “dámelo, pero la cosa está muy mal”. No seáis tontos/as, no le entreguéis vuestro curriculum a alguien que os dice eso, porque no os va a llamar, él ya ha cedido a ese pensamiento, con lo cual, nunca contratará a nadie y si lo hace, no será por mucho tiempo, porque esa creencia hará que fracase y vosotros/as os veréis en la calle de nuevo. Aprovechad el tiempo en gente que sepa mirar al problema de frente.

La crisis existe, obviamente, eso no se lo han inventado los políticos. Pero si vais a un centro comercial, os paseáis por las taquillas del cine, o por los restaurantes, veréis que las cosas no son tan negras. Hay movimiento, hay dinero, por lo tanto; hay trabajo.

Pero os imploro que cuando veáis a los demás gastando dinero – ya sea en carros de la compra llenos de tonterías innecesarias, o en cine, restaurantes, etc… – no sintáis rabia, no sintáis odio. Suspirad aliviados al ver que la dichosa “cosa” no está tan mal.

Yo no tengo una fórmula para encontrar trabajo, o para que todo vaya mejor. Estoy en paro como muchas personas, y arruinado. Lo que os puedo decir es que deprimiéndonos no conseguiremos nada. Nos encerraremos en una dinámica peligrosa, como esos comerciantes que os decía. Y llegará un momento que os preguntaréis: “¿para que seguir buscando trabajo, si no consigo nada?” La respuesta es muy simple, no es seguir buscando trabajo, es seguir luchando. Esta crisis se acabará algún día, no se sabe cuando, pero nada es eterno. De vosotros depende como salir de ella. Si os hundís en esos pensamientos destructivos, cuando termine no seréis capaces de remontar el vuelo, porque os habréis encadenado a unos yunques invisibles. Pero si seguís luchando, si seguís sonriendo y haciendo vuestro el refrán de “a mal tiempo, buena cara” yo os prometo que cuando esta tormenta termine, seréis más fuertes, más adultos e infinitamente más felices.

-Sergio Flores Marcos. (Floser)-
Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s