Mono-Lógicos: enero 4.

Martes 22 de Enero de 2013.

Monólogo: Cosas de niños.

¡Me da pereza ir al baño! Sí, sí… tal cual, es que tu llegas al lavabo, con una urgencia, distraído, te bajas los pantalones, la ropa interior, te sientas y… ¡Dios que fría está la taza! Sí, reíros pero yo incluso he llegado a aguantarme las ganas por tal de no ir. Que iba con el culo más “apretao” que el sujetador de Yola Berrocal y me dice una amiga: “nene, andas raro…” y yo: “no, es que me estoy cagando…” “pues ves capullo” “no, es que estamos en Otoño y la tapa está fría…”

Es como cuando tu estás en la ducha, cantando a voz en grito… una duda… ¿por que cantamos en la ducha? Tenía un amigo que decía: “es que en la ducha hay una acústica…” ni que fuera el Liceo, no te jode. En fin que me voy por las ramas; estás en la ducha cantando: “¡¡No cambié, no cambié, no cambié… no cambié, no cambié, no cambié… no cambié las monedas porque ya tenía billetes de dieeeeez!!” ¿qué pasa? Cada uno tiene su repertorio. Total que estás cantando con el agua calentita recorriendo tu cuerpo y de repente alguien abre el grifo por otro lado de la casa, y de un vagabundo castrado pasas a cantar como un gato atropellado. Y se te oye gritar: “¡Su puta madre!” Pero no es su puta madre, es más bien tu madre que tenía que fregar los platos, y te grita eso de: “¡Esa boca cojones, que no cuesta una puta mierda hablar bien hostias!”

Esto me recuerda a cuando era pequeño, cuando mis primos se metían conmigo: “¡Enano! ¡Mocoso! ¡Hermafrodita! (tenían mucha imaginación mis primos)” En eso que llegaba mi abuela con cara de pocos amigos… bueno, venía mi abuela con su cara… y yo pensaba: “os vais a cagar ahora… ¡ataca abuela, bais!” y de repente mi abuela saltaba: “¿Queréis dejar a la mierda el niño?” Que yo me quedaba con menos autoestima que un “emo” después de ver El diario de Patricia.

Es que mi familia está llena de frikis. A mi me encanta esa pregunta tan de madre: tu llegas a casa y tu madre te mira y te dice: “¿Ya estás en casa?” Eh, que eso a mi me crea serios problemas de personalidad, digo: “Oye a ver si no voy a estar y es otro…” O si no está mi padre, mi padre no contesta, mi padre es míster silencio, yo de pequeño pensaba que era mudo, y un día viene y me dice: “Sergio, recoge tu cuarto que parece una leonera…” Y yo le miré y dije: “Papa o te ha visitado Jesús o has estado fingiendo cabrón…”

Mi hermano… madre mía, sentaros que aquí hay para largo. Mi hermano es tan tonto que necesitó un GPS para nacer. Mi hermano es de los que ven un espejo y dicen: “¡Hostia me veo!” Pero no me gustan los chistes fáciles.
Yo de pequeño era un cabroncete, contestón como yo solo. Un día en el pediatra yo tenía unos 10 u 11 años, (mi pediatra era la hostia, el dr. Pericas. Un hombre redondo como un planeta con bigote). Me dice mi médico: “Sergio vas a tener que adelgazar…” yo me lo quedo mirando (esto es verídico) y le salto: “¿Usted se ha visto?” Y mi madre hizo eso que hacen las madres cuando eres pequeño de taparte la boca y sonriendo (pálida y sudando) dice: “Estos niños, como son ¿eh?” A lo que el médico responde: “No se preocupe mujer” que por dentro está pensando: “jo puta el niño…”

Para acabar solo me queda hablar de un hecho histórico… cuando un padre te pega en realidad se está pegando a si mismo… claro, de ahí la frase: “Esto me duele más ami que a ti…” Dicen que no somos malos, que somos traviesos… ¿por que mienten? De pequeños somos una reencarnación de Lucifer con pecas y mofletes sonrojados… ¿pero cómo vamos a ser si ya desde pequeños nuestros padres nos timan? Haces algo malo y desapareces, se te ve corriendo como Speedy Gonzalez. Te encierras porque sabes que ahí van a llover hostias. Tienes poca experiencia, pero una intuición que te cagas… y de repente tu padre te grita: “¡Abre la puerta!” a lo que tu piensas (que no contestas): “y una polla como una olla” Y después de un rato aporreando la puerta suaviza el tono y dice: “Va Sergio… sal… si no te voy a pegar…” Yo un día para joder respondí: “¡No cuela, si mentiste con lo de tu mudez!”

Moraleja: Abre la puerta, que aunque mientas, cuanto más tardes más recibes…

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s