Los Miserables se convierten en Los Espléndidos.

¡Hola flosers! El lunes pasado fui al cine a ver Los Miserables, y esta semana quiero empezar el blog hablándoos de ésta cinta.

miserables-poster2-pxl

Tenía muchísimas esperanzas puestas en esta película, y me daba miedo que fuera una gran decepción. A menudo las críticas que leemos en periódicos o revistas no son del todo imparciales, y dan una valoración que en nada se asemeja con la realidad. Pero en el caso de los miserables eso no ocurre, las críticas las ponen por las nubes, y creo, después de verla, que se quedan cortas.

No sé como es la versión doblada, la verdad, ya que en la película no hablan nunca que yo recuerde, es totalmente cantada, y espero que no doblasen las canciones. Yo la vi en versión original subtitulada, y disfruté como un crío la noche de reyes.

Por lo que leí y escuché en varios programas, el director quiso grabar las voces en directo, para darle más autenticidad a la película, y realmente lo consigue. La fotografía de la película es sublime, según iba viéndola pensaba: “esto tiene que ser una ilustración, tengo que dibujar este plano, tengo que esbozar ese punto de vista”.

Las interpretaciones, creo que necesitaría muchos post para hablaros de las interpretaciones, así que intentaré resumir. Hugh Jackman me dejó con la boca abierta, hace un papel increíble, y su voz, que por otro lado ya está bien curtida en musicales, te llena de una manera sorprendente. Rusell Crowe no me sorprendió tanto, no porque no hiciera un papel asombroso, si no porque creo que este actor no sabe actuar mal. Es un villano de calidad. La que más me sorprendió fue Anne Hathaway, aunque yo sabía desde hace tiempo, que era una chica con muchísimo talento, aunque con mal criterio para escoger papeles. Su interpretación en “Los Miserables” me conmovió tanto, que no pude evitar llorar en cada una de sus apariciones. Es como si el director hubiera entendido que Anne llevaba tiempo encerrada en una jaula y tras abrirle la puertecilla le dijera: “sal y vuela” porque eso es lo que hace, volar por la pantalla como un colibrí de voz maravillosa.

Los y las que seáis de lágrima fácil, os recomiendo que vayáis con un buen arsenal de pañuelos, porque yo no fui capaz de dejar de llorar en toda la película. Salí de la sala con un dolor de cabeza y de ojos horrible, porque de verdad, durante las tres horas estuve llorando.

El director Tom Hooper, que ya nos maravilló con “El Discurso del Rey” vuelve a conseguir llenar al espectador de calidez, de pena, de alegría, de rabia y de orgullo de una forma, que sinceramente, en todos los años que llevo viendo cine, nadie había conseguido. Es por eso que espero y deseo que “Los Miserables” gane todos los premios posibles y se convierta en una de las grandes películas de la historia del cine. Para mi ya lo es.

-Sergio Flores Marcos. (Floser)-
Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s