Diario positivo: Noviembre-2.

(9ª entrada, Jueves 15 de Noviembre de 2012)

Ayer fue un día que sirve como buen ejemplo para la dinámica de este blog. Hablo de la huelga general. Yo la viví de pasada, no me involucré en ella (por cuestión de principios) pero la viví a un palmo de distancia.

En las calles de Barcelona todos los comercios, el pequeño empresario, abría sus puertas (excepto algún bar que supongo que ya tiene suficientes ingresos como para permitirse el lujo de cerrar un día y dejar de facturar). De ayer me sorprendió mucho la crispación de la gente.

Parece como si por participar en una huelga, haya que volverse violento, ofensivo, en definitiva; negativo. No voy a meterme en política en esta sección. Me niego, no es una sección de opinión, si no una sección que pretende fomentar el bienestar mental y físico de todas aquellas personas que tengan a bien leerme, y a mi mismo. Por ello no hablaré de la huelga en se, si no de la actitud de la gente al manifestarse hoy día.

Hay un comportamiento agresivo. No me refiero solo a violencia física. La agresividad también se puede manifestar de forma oral, o incluso el lenguaje corporal puede delatarte como persona agresiva. Esa agresividad se intenta justificar con temas políticos, y me parece absurdo e improductivo. He hablado muchas veces en esta sección de la similitud de la negatividad con las drogas. Como nos obliga a inventarnos excusas que justifiquen su consumo, y eso nos hace entrar en un bucle, en un círculo vicioso que para nada nos ayuda. La gente no es agresiva porque tenga poco dinero, o no haya trabajo, la gente es agresiva y punto. Lo que pasa es que una situación global en concreto sirve como excusa perfecta para dar rienda suelta a esa violencia.

Yo pienso, de todo corazón. Que nuestras vidas individuales ya son lo suficiente complicadas como para ocuparlas en guerras generales contra personas que no escuchan. No pierdas el tiempo en esas batallas cansinas, porque ese tiempo que has invertido en ello, no lo podrás invertir en cosas más productivas. Párate a pensar en ti, déjate de heroicidades, no eres un súper-héroe, deja de intentar serlo, y lucha por tu casa, por tu familia, eso no se consigue en una multitud acalorada, eso se consigue primero dentro de ti, luego exteriorizándolo y persiguiendo esa felicidad que muchos piensan que es quimera y no es así. La felicidad es tan real como el aire que respiramos.

-Sergio Floress (Floser)-
Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s