Diario positivo: Octubre 5.

(7ª entrada, Miércoles 31 de Octubre de 2012)

Cuando recibimos una mala noticia nos hundimos, es la primera reacción natural. Eso no es ningún secreto, y la gente se suele preguntar si eso se puede cambiar. Bueno, la verdad es que estoy seguro de que sí. Es decir, todo puede cambiarse, y más un estado anímico. Nuestra negatividad es la que nos impulsa a esa primera reacción. Cuando consigamos superar nuestra negatividad superaremos ese derrotismo.

Quiero que sepáis que este diario lo voy escribiendo con lecciones que aún, hoy, sigo aprendiendo. No es que sea un tío que recibió las enseñanzas hace tiempo. Muchas de ellas sí, como ya os he dicho en varias entradas, mi pasado me ha dado muchas lecciones que me enorgullece poder compartir con vosotros/as. Pero aún sigo superando problemas del día a día.

Yo he sido una persona extremadamente pesimista. Por eso me veo con el derecho, y el aval, para hablaros de estas cosas. Del poder que tenemos cada uno de nosotros/as para superar a esa negra dama del fatalismo.

Cuando recibimos esa mala noticia, sea cual sea, nuestra mente crea, automáticamente un muro negro sin ventanas y nos comenzamos a chocar con él repetidamente como una mosca que intenta atravesar un cristal para salir a la superficie. Hay que tener valor para no dejarse vencer por esa oscuridad.

Hagamos una cosa, pensemos en lo que ha sido el 2012. Yo ahora que ya está terminando, empiezo a hacer balance. Hasta hace poco pensaba que este año había sido totalmente infructuoso: (no tengo trabajo, sigo sumido en una ruina económica y hoy mismo mi padre se ha quedado en el paro) ¿pero sabéis una cosa? Este año, aún con esos puntos tan claramente negativos, ha sido genial. He conocido a una persona increíble, a la cual quiero muchísimo. A través de ella he conocido a otras dos personas a las cuales les estoy cogiendo cariño. He descubierto la gente falsa que había en mi vida, y las he apartado de mi entorno. He vuelto a dibujar con unas ganas renovadas y con un estilo cada vez más personal. He encontrado el camino del optimismo, cuando en otro tiempo había sido alguien totalmente negativo y depresivo. Las redes sociales me han comenzado a abrir un camino que promete muchísimas aventuras.

Pensemos un momento en esa loca teoría del fin del mundo. ¿Y si no es tan loca? ¿Y si el fin del mundo realmente llega a finales de este año? Pero no de la forma que la gente piensa. Sin explosiones del núcleo terrestre, ni lluvia ácida, ni los jinetes del apocalipsis. No… un fin del mundo metafórico, un fin de ese mundo individual lleno de problemas. ¿Y si el 2012 es un trampolín para tirarnos de cabeza a la piscina del 2013? Yo estoy seguro, convencido al cien por cien, de que el año que viene, me va a dar cosas tan maravillosas que acabaré el año llorando emocionado. Estoy convencido de ello, porque no dejaré que algo tan importante dependa solo del destino (en el cual creo a pies juntillas) el destino existe, pero lo entendemos mal. No debemos esperar que las cosas lleguen a nosotros. El destino existe pero no podemos esperar sentados a que nos de todo masticado. El 2013 va a ser un gran año para mi, porque voy a luchar por ello. ¿Quién se apunta?

Gracias.

-Sergio Flores Marcos. (Floser)-
Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s