Sobreviviendo sin el genio.

De todos es sabido que Steve Jobs era un genio, nadie puede negarlo, ni si quiera aquellas personas a las que no les atraen lo más mínimo los productos Apple. Ni si quiera su competencia podría decir algo negativo sobre la inteligencia de Jobs.

Levantó hasta lo más alto posible su empresa. La llevo a un extremo tal, que millones de personas idolatran su marca. Porque Apple era sinónimo de Steve Jobs, y Steve Jobs era sinónimo de perfección. Decidme una cosa: ¿si os vendiesen la perfección, no querríais comprarla?

Jobs era experto en coger cosas existentes, y llevarlas a otro nivel. En su día lo hizo con el ordenador, luego fue el ratón. Los reproductores de música portátiles. Incluso llevó a otro nivel la venta de música creando la plataforma online iTunes. Y no hace mucho tiempo re-formuló el concepto más innovador de la tecnología. Cuando salió el primer E-Book, todo el mundo pensó que era increíble poder leer un libro a través de una pantalla. ¿Es como un MP3 de libros? ¡Impresionante! ¿En serio? No tan impresionante como lo fue tras pasar por las manos de Jobs. Él planeó un nuevo juguete, una tabla plana llamada iPad, que podrías usar como si fuera un ordenador portátil. Podrías navegar por la red, escuchar música, usar un procesador de texto, jugar a video-juegos y así, como si fuera lo más normal del mundo, ¡leer libros! Pero iba más allá del ya existente E-Book, Steve Jobs le dio nitidez, le dio una calidad de imagen que, si bien seguía sin poder compararse al placer de tocar el papel, era mil veces mejor que la plataforma original.

Jobs era perfeccionista a más no poder, si se marcaba un plazo para lanzar un nuevo producto, ese plazo debía cumplirse, pero no por eso lanzaba trabajos mediocres al mercado, no, él tenía como norma que en el plazo marcado se debía alcanzar esa perfección que el quería vender. Lo vendía a un precio elevado, eso es cierto, pero la mejor calidad hay que pagarla.

Ahora ocurre algo que es preocupante. Steve Jobs ya no está, y el primer lanzamiento importante de Apple desde su muerte es el iPhone 5, que ni si quiera los vendedores de las tiendas especializadas recomiendan. Casi sin mejoras, exceptuando un par de aplicaciones nuevas, o de ciertas funciones extra a las aplicaciones ya existentes. Es decir que el primer intento de Apple por “continuar” con el legado de Steve Jobs ha sido un completo desastre. Cierto es que los incondicionales de Apple comprarán cualquier cosa que contenga en el reverso su famosa manzana mordida, pero yo siempre he dicho algo de la literatura, que es perfectamente extrapolable a lo que estamos hablando: “un best seller no es más que el libro más vendido, no el más gustado. Que todo el mundo lo compre no significa que a todo el mundo le guste” Tu compras algo porque eres seguidor de su creador, o de la empresa que lo construye, o del cantante, director de cine o escritor que te gusta, pero es solo cuando llegas a casa y lo usas cuando ves si dicho “éxito” es un éxito en todos los aspectos, o solamente en las arcas del fabricante y/o creador. El iPhone 5 será uno de los productos más vendidos de finales del 2012, pero eso no implica que los compradores estén contentos con él.

Dicho esto solo me queda formular una pregunta: ¿está Apple condenada tras haber perdido a su gran genio? O por el contrario ¿encontrarán a alguien que aporte, no las mismas ideas que Steve Jobs, si no otras ideas innovadoras? Solo el tiempo nos lo podrá responder.

Gracias.

-Sergio Flores Marcos. (Floser)-
Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s