Alguien a quien admirar.

¡Hola floseros/as! Esta semana quiero empezar el blog hablando de alguien a quien admiro mucho. Él es Albert Espinosa. Para los que no le conozcáis, es un guionista, autor teatral y director de cine español nacido en Barcelona.

Albert Espinosa es el director de la aclamada serie televisiva “Polseres vermelles (pulseras rojas)” inspirada en el libro del propio Albert “Mon groc (mundo amarillo)“. En este libro, Espinosa nos cuenta como él mismo, puso en práctica las enseñanzas que consiguió del cáncer en la vida cotidiana. Y nos explica, de forma magistralmente encantadora, como podemos hacer nosotros lo mismo.

Con tan solo trece años le fue diagnosticado un osteosarcoma por el que tuvieron que amputarle una pierna. Sufrió metástasis y también hubo que extirparle un pulmón a los diez y séis años y parte del hígado con diez y ocho años. Ha pasado media vida ingresado en el hospital, pero lejos de auto-compadecerse, Espinosa es un ejemplo de superación y buen humor.

Conocido por películas como “Planta 4ª” donde ya dejaba constancia de lo que tuvo que pasar en su infancia. Y guionista de la película “Va a ser que nadie es perfecto” Albert Espinosa ha tenido trabajos tan variopintos como ser guionista del programa infantil catalán “Club super3” y/o del programa de humor Buenafuente. Pero sin duda, lo que ha hecho que Albert Espinosa sea mundialmente reconocido, admirado y querido, es su libro auto-biografico “El mon groc.

El mon groc es una sucesión de buenas vibraciones constantes, con una capacidad para conocerte a ti mismo increíble. Se ha convertido en un best seller internacional, consiguiendo la edición en castellano:

Y la merecida edición inglesa (que es por cierto una edición preciosa):

Uno de los trabajos más conocidos, y que llegó inspirado por el libro del que os acabo de hablar, es la serie televisiva “Pulseres Vermelles (pulseras rojas)” estrenada en la cadena catalana TV3 y que desde hace un mes se puede ver en Antena 3, en formato DUAL (catalán y castellano). Una serie que, como reza una reseña, es: “la serie que emocionó a Steven Spielberg

En esta serie, Albert Espinosa deja un trocito de sí mismo en cada uno de los personajes. Y a los que tuvimos la suerte de leer antes “el mon groc” nos ha hecho disfrutar el triple de esta gran serie.

“El mon groc” no solo habla de como utilizar las enseñanzas del cáncer en la vida diaria. No, va mucho más allá. Este libro habla “dels grocs (de los amarillos)” esas personas especiales que llegan a nuestra vida para cambiárnosla. Seguro que si lo pensáis, muchos de vosotros habéis tenido a alguien en vuestra vida que os haya aportado algo especial. Un: “antes de conocerla yo era la persona más negativa del mundo, y ahora en cambio no lo soy, y todo se lo debo a ella“. Da igual si esa persona se fue de vuestra vida hace tiempo, o la amistad se terminó. Porque como bien dice Albert, un groc, no es necesariamente eterno, ellos llegan a nuestras vidas con un objetivo, para ayudarnos o enseñarnos algo y luego quizá se vayan o quizá se queden.

Yo tengo la suerte de contar con una persona así, una “groga (amarilla)” que se llama Sara. Y haber tenido otras personas que por vicisitudes del destino ya no tenemos contacto, personas de las que diré encantado su nombre, porque para mi fueron especiales: Diego, Rocío y Clara. Y de alguna forma, podría decirse que Albert Espinosa, es el groc de todos y cada uno de nosotros.

(Gracias, os dejo con mi trabajo)

Anuncios

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s