The textualist Noviembre: Abril. (Parte 1)

Como véis el juego es bien sencillo. Bien, pues empecemos.

(Parte 1ª: 31 de Octubre de 2011)

Palabras a añadir:

Krysty: Vampiro y Pelirroja.

Sus ojos verdes vivos se entre-abrieron despacio, la luz de una linterna le enfocaba a la cara. Y una voz masculina, que a ella le era desconocida le preguntó:

¿Estás bien niña?

La pequeña PELIRROJA, con el rostro minado de pecas empezó a mirar a su al rededor, aquello era un vagón del metro totalmente a oscuras y con la única compañía de la cría y el hombre de la linterna. Cuando el fulgor fue apartado de su rostro, pudo ver vagamente el brillo de una chapa identificativa, y esbozado por la oscuridad, lo que parecía un uniforme del personal de seguridad.

¿Estás sola?

La niña no respondió, el hombre le extendió la mano pidiéndole que le acompañara. Ella sujetó la gran palma y cogiendo su mochila salió del vagón, sin duda el servicio de metro había finalizado ya, la cría pudo leer en la chapa que descansaba en el pecho del hombre de mano sudorosa el nombre de “Ferran”. Éste cogió su radio comenzó a decir:

Hola buenas noches, aquí Ferran, ¿me recibes?

tras soltar el botón, un sonido como de interferencia sonó en la radio, y una segunda voz salío del altavoz:

Hola Ferran, ¿qué te cuentas granuja?

Oye Carlos, me he encontrado a una cría en el vagón de la estación de “la Pau”

¿Una niña, sola?

Afirmativo, está completamente desnuda y lleva una mochila.

La niña parecía impasible, no hacía ningún gesto, ni si quiera pareció afectarle el hecho de no llevar ropa.

¿Le has preguntado cómo se llama?

Ferran, se puso de cuclillas y le preguntó a la pequeña su nombre, pero no tuvo éxito, la cría no decía palabra. El hombre pudo ver en la mochila, un nombre bordado.

“Abril” ¿Te llamas Abril?

La pequeña seguía sin contestar.

Carlos, esta cría no responde, me parece que no entiende mi idioma, pero en su mochila está bordado el nombre de “Abril” ¿qué hago?

¡Joder! ¡Precisamente hoy que tengo prisa…! Ferran, mira a ver si dentro de la mochila hay algo, aunque sea algo de ropa, no vas a llevar a la cría desnuda…

Ferran con intención de tranquilizar a Abril, se fijó en el dibujo de la mochila, era un simpático VAMPIRO, que era imágen de un programa infantil.

¿Te gusta este dibujo?

Pero ella seguía con su mudez. Ferran abrió la mochila, y metió la mano, al hacerlo palpó una prenda de ropa, pero le sorprendió su tacto mojado.

¿Qué es esto?

Al sacar la mano, vio que sus dedos estaban completamente manchados de un líquido rojo, la cara del hombre empezó a desencajarse cuando sacó la ropa, era un mono tejano y estaba completamente manchado, cogió rápidamente su radio y exclamó:

¡Carlos, Carlos! ¡He mirado en su mochila, tiene ropa pero está cubierta de sangre!

Ferran dio la espalda a la cría, cuyo rostro, por alguna maldición demoníaca, empezó a volverse más perverso. Sus ojos se tornaron completamente negros, y en su rostro se dibujó una amplia sonrisa pérfida, sus labios dejaban ver una dentadura compuesta completamente por colmillos. Y de su boca empezó a sonar una risa malévola que heló la sangre de Ferran.
En la cabina de control, Carlos escuchaba atónito la descripción de la ropa de la cría, cuando de pronto Ferran se interrumpió a si mismo:

¿Pero que narices…?

Carlos preguntó intrigado:

¿Qué pasa Ferran?

A través de la radio empezaron a escucharse gritos aterradores de dolor, como si a Ferran le hubiera atacado algo.

¿Ferran? ¡Ferrán contesta!

Carlos se puso en contacto con otro vigilante de seguridad, y le ordenó que fuera al andén de “la Pau” Pero cuando este llegó al sitio las luces estaban fundidas, de fondo, al final del corredor se veía una pequeña luz en el suelo, era sin duda la linterna de su compañero. Corrió hacía allí y cuando enfocó con su linterna el lugar donde se posaba la de Ferran, no pudo por más que vomitar, aquella imagen era horrible, Ferrán estaba partido en dos, y el suelo lleno de sangre. ¿Qué narices había pasado allí? El chico cogió su radio, y cuando se disponía a informar a Carlos, escuchó un ruido en la lejanía de los túneles.

Continuará…
Anuncios

4 pensamientos en “The textualist Noviembre: Abril. (Parte 1)

  1. Buenas!!!, te dejo mis dos palabras, no se si llegaré a tiempo…. me he despidado, CIELO y CÁNTARO.
    Saludos!!! 🙂

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s