Delgadez impuesta.

Hace mucho tiempo ya escribí un artículo sobre este tema. Pero es que el peso sigue siendo una obsesión para muchas personas. Vemos cada día como (especialmente mujeres) dicen esa frase de: “cada día estoy más gordo/a” y realmente al mirarles ves que no es así. Es un pensamiento desquiciante impuesto por una sociedad superficial al extremo.

Una de las principales lacras, que creo que deberían ser erradicadas, son esos anuncios que nos muestran a chicas con “cuerpos diez” preocupadas por “la operación bikini” por favor, seamos serios, sus cuerpos tienen menos grasa que un trozo de tofu… me parece insultante que se sigan haciendo anuncios tan destructivos, y sobretodo que se siga permitiendo hacerlos.

Los complejos nos aislan del mundo. Os lo digo con conocimiento de causa, soy una persona que entraría dentro de la etiqueta “gordito” y durante años me he sentido avergonzado por mi cuerpo, ¡ya está bien! Puede que no sea un modelo de lencería, puede que no muestre unas abdominales de acero, pero ¿y qué? Ser más delgado, más alto, tener más pelo ¿me va a hacer ser más feliz? La felicidad no debería verse condicionada por un físico. Sé que suena a tópico eso de “la belleza está en el interior” pero es que realmente es así. ¿De qué nos sirve tener un cuerpo escultural, si no hemos desarrollado nuestra personalidad? Nos veremos al espejo y diremos: “¡oh, que guapo soy!” pero al oírnos nos encontraremos vacíos.

No vengo a dar clases de moralidad, no vengo a infundiros una fuerza o una auto-estima nuevas. Vengo a deciros que por favor, no os dejéis arrastrar por nuestra sociedad, pues ésta la mayoría de veces, no sabe lo que quiere. Ser felices con lo que tenéis, y si cambiáis algo de vuestro físico, o de vuestra forma de ser en general, no lo hagáis por nadie, porque en ese preciso momento habréis perdido la lucha contra la imposición superficial, cambiar para haceros feliz a vosotros, pues solo vosotros os acompañáis veinticuatro horas en el viaje de la vida.

Gracias.

Anuncios

2 pensamientos en “Delgadez impuesta.

  1. La sociedad en la que vivimos nos condiciona hasta tal punto, que hacemos cosas, no por nosotros, sino para que la gente nos acepte. Y es muy triste tener que cambiar algo que, quizá a nosotros no nos molesta, pero para encajar hay que cambiar…
    Y estoy de acuerdo contigo, los complejos nos aíslan del mundo, por eso hay que aceptarse tal cual somos, ser felices con lo que tenemos y no con lo que podríamos tener.

    Un besote! Cuidate!

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s